viernes, 9 de octubre de 2009

Tinta Marrón (para mi amigo wisky y su sexo drogas y rockand roll)


Tinta Marrón

Seré por inercia lo que tú me dictes,

transfusión de tinta marrón

que diga cosas inteligibles.


Te haré resucitación

de boca a boca (loca, loca),

soplaré bióxido de carbono

a tus amados pulmones

porque sé que estás harto

de tanto oxígeno enrarecido.


Seré tú peor pesadilla,

(se que te encanta mal soñar)

la maldita pasada de tus pastillas,

la resaca de tus alcoholes,

el ruido intratable de tu rock pesado,

la cárcel que comprime tu libertad.


Seré ese vicio

del que no te puedas desprender,

(aunque tampoco lo deseas)

pirómana irreversible,

alas abiertas, boca dispuesta

incapacitada para decir no.


Tu santa insurrecta,

tu puta santificada,

la que cayó en la trampa,

a la que se la lleva

la chin......


La Gata Rosa

lunes, 5 de octubre de 2009

Instrucciones para olvidar



Instrucciones para olvidar


Sáquese despacio ese amor que duele al respirar. Sacúdalo un poco para que despierte. Lávelo con cuidado, que no quede ni una impureza.

Limpio y oloroso, proceda a doblarlo tantas veces como sea necesario para que tenga el tamaño de una uña del dedo gordo del pie derecho.

Espere el paso de una hormiga (ser noble y generoso) y pásele la pesada carga. Ella lo llevará a guardar a una profunda caverna.

Subcomandante Marcos



Amanecí maquillándome la pena,
el rimel no se lleva con las lágrimas
y el carmín se ha peleado con
la ausencia de tus besos.
Total el café está frío
y el tonto cereal me mira burlón
desde la fortaleza de su caja,
¡malditas las ganas que tengo
de hacerle conversación!
Ignoré tus alas
con sus constantes ganas
de emprender el vuelo
y ahora no sé si hundir barquitos
en la bañera
o ahogar mis penas,
antes de que aprendan
a nadar.
Las luces, los brazos fortachones
y el ritmo perdido
que me pisa las ganas de bailar.
La calle, los coches,
la decencia del asfalto,
los besos sabiondos del machote,
las manos perdidas
entre el ¿se puede?
y el ¡fíjate que no!
¡Al carajo con el guapito!
¡amiga, let´s go!
Para la próxima mejor me muero,
de todos modos
no logré olvidarte.
La Gata Rosa