miércoles, 19 de agosto de 2009

El Deseo


El Deseo
Tu barba desaparece cada día
bajo el flagelo fatal de la cuchilla,
se descubre entonces,
la sensual desnudez de tus deseos.
No puedes ocultarlo,
estás inmune, como en medio
del desierto.
Bajas los ojos y me esquivas,
tienes miedo de encenderte,
de encenderme.
Me anuncias que se te hace tarde
y dibujas un beso rápido
en mi boca.
Pero cometes el error
de pasar rozando mi deseo
y tienes que volver
para rescatar el tuyo.
Entonces desaparece la prisa,
cancelas el tiempo,
enmudecen los teléfonos
y solamente quedan,
tus ganas de tenerme,
mis ganas de tenerte.
La Gata Rosa