lunes, 5 de octubre de 2009

Instrucciones para olvidar



Instrucciones para olvidar


Sáquese despacio ese amor que duele al respirar. Sacúdalo un poco para que despierte. Lávelo con cuidado, que no quede ni una impureza.

Limpio y oloroso, proceda a doblarlo tantas veces como sea necesario para que tenga el tamaño de una uña del dedo gordo del pie derecho.

Espere el paso de una hormiga (ser noble y generoso) y pásele la pesada carga. Ella lo llevará a guardar a una profunda caverna.

Subcomandante Marcos



Amanecí maquillándome la pena,
el rimel no se lleva con las lágrimas
y el carmín se ha peleado con
la ausencia de tus besos.
Total el café está frío
y el tonto cereal me mira burlón
desde la fortaleza de su caja,
¡malditas las ganas que tengo
de hacerle conversación!
Ignoré tus alas
con sus constantes ganas
de emprender el vuelo
y ahora no sé si hundir barquitos
en la bañera
o ahogar mis penas,
antes de que aprendan
a nadar.
Las luces, los brazos fortachones
y el ritmo perdido
que me pisa las ganas de bailar.
La calle, los coches,
la decencia del asfalto,
los besos sabiondos del machote,
las manos perdidas
entre el ¿se puede?
y el ¡fíjate que no!
¡Al carajo con el guapito!
¡amiga, let´s go!
Para la próxima mejor me muero,
de todos modos
no logré olvidarte.
La Gata Rosa












11 comentarios:

  1. Tu poesía va madurando a pasos agigantados, al paso que madura tu corazón y tu belleza. Un besazo, guapa

    ResponderEliminar
  2. Uy que bien me viene esta lectura, muy gracioso lo de la hormiga, estupendo que se guarde en una caverna, no se me hubiera ocurrido, muy lindos los versos, besitos

    ResponderEliminar
  3. Ana: Este poema se lo escribí a mi sobrina, que está sufriendo por amor. Pero no hay manera de consolarla, llora mucho. Lo raro es que un chico de bastante buen ver acaba de salir con ella a ver una peli de acción, jajajajaja
    Bueno nU otiseB: La Gata Rosa

    ResponderEliminar
  4. Rita: Pues ya ves que en eso de inventar maneras de amar o desamar no haya paragones.
    Recuerdo cuando sufría por amor, digo, cuando era una pollita, "un clavo sacaba otro clavo".
    nU otiseB: La Gata Rosa

    ResponderEliminar
  5. Ana, llegto a t6u blog y disfruto tu poesía inmensamente, feliidades
    Un abrazo, Stella

    ResponderEliminar
  6. Hola Stella: Bienvenida como siempre.
    nU otiseB:La Gata Rosa

    ResponderEliminar
  7. Hermosos tus versos. Ya leí "Renovación" y me gustó. Sólo que no creo que sea necesario prescindir del hombre. Al final ganaremos los buenos y la humanidad será lo que debe ser. En cuanto a lo que me preguntas sobre el internet en Cuba éste es un privilegio de unos pocos. Yo vivo en México, tierra de hombres y mujeres libres. Gracias por visitarme. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Cuán precioso son los maullidos de la Gata Rosa, me gustan tus poemas, Daniela, muy especialmente las figuras literarias empleadas en ellos; ejemplos de éstas:
    Total el café está frío
    y el tonto cereal me mira burlón
    desde la fortaleza de su caja,
    ¡malditas las ganas que tengo
    de hacerle conversación!
    En otro orden,gracias, amiga, por tu visita a mi página y gracias por el importante comentario allí vertido.
    Un fuerte y cálido abrazo...

    ResponderEliminar
  9. Rodolfo ¡Caray maestro!, su paso por aquí me honra.
    Me siento muy halagada por su opinión a cerca de mis versos.
    Trataré de opinar más seguido en su blog.
    nU otiseB: La Gata Rosa

    ResponderEliminar
  10. Muy bueno, me gusta tu sentido de la ironía y tu manera de escribir tan peculiar y con tant originalidad.
    Mis felicitciones y un abrazo

    Te dejo mi mail por sime quieres agregar al facebook o para cualquier cosa.

    ResponderEliminar
  11. Ay, mi gatita...
    si fuera tan fácil
    olvidar...
    todos seríamos comandantes...
    Te dejo un beso
    Amalia
    GALA

    ResponderEliminar