miércoles, 15 de julio de 2009

Cuando Sea Tarde


Cuando Sea Tarde

(segunda parte)

Una escena más se dibujó en la pantalla: Era él en una junta con muchos hombres al parecer muy importantes. Uno de ellos dijo, dirigiéndose a él: -Señor, es necesario tomar una decisión, hemos sido nuevamente amenazados por las naciones del sur, y no sólo eso, nuestra economía esta siendo disminuida porque no hemos tomado una decisión radical, creo que el único camino que nos queda es el de la guerra-, Se oyó un murmullo de protesta, todos hablaban a la vez, unos en pro, otros en contra.
Él se apartó un momento de la junta y se asomó por la ventana, la ciudad lucía bañada por el sol del medio día, una vieja mujer caminaba por la acera tomando de la mano a una pequeña.
De pronto volteó y dijo: - Está bien, yo soy la máxima autoridad, procedan con los preparativos necesarios.
La pantalla le mostró una escena de despedida: Él besaba a su mujer y a sus hijos, prometiéndoles que pronto se reuniría con ellos. Subieron a un helicóptero que los llevaría a un lugar "seguro". Su mano les decía adiós, mientras veía como se alejaban esos rostros tan amados.
Después le fue mostrado el momento en que rodeado de sus colaboradores se aproximó a una complicada máquina llena de monitores, en el centro de ella se destacaba un botón rojo.
El dijo: -En nombre de los Países del Norte, declaro la guerra al resto del mundo -.
Su dedo índice apretó con decisión el fatídico botón.
Se hizo un gran silencio, la pantalla desapareció, y él se volvió a ver solo. Notó sus manos llenas de sangre y sintió mucha vergüenza .
Luego, desde muy dentro de su ser le nació una terrible nostalgia por su compañera y de sus entrañas surgió un grito que le llegó a la garganta: ¡¡¡¡¡¡AVEEEEE!!!!!!
Su mente se iluminó por completo y supo que se llamaba NADA y era el último hombre sobre la faz de la tierra.
Y así, incapaz de soportar tanto dolor, se fue doblegando y, caminando sobre las manos y los pies, se alejó llevando sobre si el peso de la CULPA.

La Gata Rosa







2 comentarios:

  1. Excelente!!!!
    Me siento halagada que hayas elegido un obra mia para ilustrar tu exquisito relato.
    Muchas Gracias!!!
    Un garn cariño
    Virginia Palomeque

    ResponderEliminar
  2. Pues yo me siento felíz de haber encontrado una manera de inspirarme por medio de la pintura.
    Gracias a usted por sus bellas obras
    Con mi cariño: Daniela Matos

    ResponderEliminar